Noticias y eventos

General






17-10-2016 | General | Premios

Entrevista a Dani Nafría: “La fuerza está en la cabeza y en el corazón”

Entrevista a Dani Nafría: “La fuerza está en la cabeza y en el corazón”
Dani Nafría es un chico normal que hace cosas normales para divertirse. O eso dice él, porque en el fondo ni su cuerpo entra dentro de los cánones de normalidad ni sus logros pueden considerarse normales. Cuando tenía 11 años a Dani tuvieron que amputarle la mitad de su pierna izquierda a causa de una enfermedad, pero eso no le impidió en ningún momento seguir estrechamente ligado al deporte. No sólo eso, sino que apoyándose en su pierna y en su prótesis y acompañado por un amor incondicional hacia el deporte, una envidiable fuerza mental y un gran espíritu de inconformismo y autosuperación, este joven barcelonés de 28 años, que reside en Valldoreix, ha conseguido logros tan grandes como completar una Maratón de Montaña, ser Finisher de la Titan Desert o La Rioja Bike Race y colgarse la plata en varios Campeonatos de España de Paratriatlón y Paraduatlón. Todo esto, que para él no tiene nada de extraordinario, lo ha llevado a convertirse en un ejemplo a seguir para muchas personas a través de las redes sociales. Con la sonrisa y el buenrollismo como marca personal Dani Nafría me cuenta su historia.
 
 
 
Neurofibromatosis ósea. ¿En qué consiste esta enfermedad?

No tengo ni idea de medicina, pero por lo que me dijeron consiste en que la zona ósea afectada con el paso del tiempo se va carcomiendo hasta prácticamente desaparecer. A mí me faltaba parte del peroné y más tarde también empezó a afectar a la tibia. Me pusieron dos tornillos cruzados en la tibia y llevé escayola durante más de seis meses para intentar evitar la amputación, pero no sirvió para nada, por lo que se decidió que lo mejor era cortar la zona afectada para evitar que se expandiera hacia más arriba.
 

¿Cómo encajaste la amputación en el año 2000, cuando tenías 11 años?

Tuve tiempo para encajar el golpe, porque me avisaron con tiempo diciéndome día y hora, pero aun así la reacción lógica fue negarme, me cabreé mucho con mis padres y no quería que me amputaran. Ellos, que me conocen a la perfección, dejaron que yo mismo lo asimilara poco a poco y mientras tanto buscaron información de todo tipo sobre la operación y las prótesis. Me acuerdo que le pregunté al médico si podría volver a jugar a fútbol, porque si no iba a poder no hacía falta que me cortaran nada. Me dijo que sí que podría y accedí a operarme.
 

¿Siempre te ha gustado el deporte?

Sí. A nivel colectivo he jugado a fútbol, baloncesto y béisbol y ahora me dedico más a los deportes de larga distancia. Mi relación con el deporte no nace tras la amputación, sino que es algo que siempre me ha gustado y, de hecho, si no hubiera podido continuar haciendo deporte tras la operación no hubiera entrado en quirófano.
 

Eres el primer triatleta catalán con prótesis en finalizar una trail running, la que hiciste en Olesa de Bonesvalls, ¿orgulloso?

Sí, es algo que me hacía ilusión, que quería probar a modo de reto personal y que me sirvió para darle sentido a lo que transmito a través de las redes sociales. Además también está el factor sentimental, dado que mi abuela tiene una vivienda en Olesa de Bonesvalls y allí me siento como en casa. Ese fue el principal motivo por el que decidí participar en esa carrera.
 
 

¿Qué logros deportivos has conseguido hasta la fecha?

Personales unos cuantos. Que queden bien en el currículum tengo el subcampeonato de España de Paratriatlón Cros (2014) y Paratriatlón Half Ironman (2015) y los subcampeonatos de Paraduatlón Cros y de Carretera, ambos en 2014. Campeonatos no he conseguido ninguno, siempre me han ganado (risas). También participé en 2013 en un Campeonato del Mundo, finalizando en la posición 24, y soy el primer amputado en ser Finisher de La Rioja Bike Race y en completar una Maratón de Montaña (9 horas y 5 minutos), y el segundo en ser Finisher de la Titan Desert (2016). Además de estos logros, que son los más destacados, también he conseguido otros de menos renombre, que podéis consultar en mi web www.daninafria.com.
 

¿Todo el mundo puede hacer cualquier deporte?

Yo creo que sí. Todo el mundo puede hacer cualquier deporte, aunque quizá no en las mismas condiciones. ¿Una persona en silla de ruedas puede hacer alpinismo? Sí, existen unas sillas especiales que te portean y subes la montaña. También existen Hand Bikes de BTT, pero ocupan mucho más que las BTT convencionales y habrá zonas por las que no vas a poder pasar. Se pueden hacer prácticamente todos los deportes, aunque hay que tener en cuenta que obviamente con más dificultades de lo normal.
 

¿Y en lo que se refiere a la edad?

En términos de edad no hay límite. Habrá alguna edad demasiado alta que para hacer determinados deportes supondrá un problema, sí, pero hay personas que corren maratones con 102 años. Todo es ponerse. 
 

¿La fuerza está en la cabeza?

Y en el corazón.
 

Esa es una de tus frases. Explícamela.

Todo se reduce a eso, aunque en realidad son dos motivos demasiado grandes como para llamarles “reducidos”. Si no llega la cabeza llega el corazón. Esta frase es culpa de mis padres, que desde pequeño me enseñaron que cuando se toma una decisión con la cabeza hay que acompañarla con el corazón y viceversa. Para equilibrar la balanza deben actuar las dos partes. Si lo traspasamos a los deportes de larga distancia cobra todavía más sentido. Muchas veces es más el querer que el poder seguir, puesto que las piernas empiezan a flaquear y hay que tener mucha fuerza mental y ganas de lograrlo para poder continuar.
 

“Yo no me voy, a mí me echan”. Otra de tus frases. ¿Hasta qué punto te identificas con ella?

Totalmente. Es una frase que se me ocurrió en La Rioja y creo en ella en todas las facetas de mi vida. Hay que pelear con todo hasta que no puedas más o hasta que haya alguna circunstancia que tú no puedas controlar. Por ejemplo un despido puedes controlarlo de forma previa, trabajando mucho y esforzándote, pero hay veces que a pesar de ello no puedes evitarlo. Me identifico 100% con ambas frases y por eso las he adoptado como propias.
 

¿Por qué triatlón?

Era un deporte nuevo que no había probado, que agrupa tres disciplinas que me gustan y que, además, me cuadra perfectamente con los valores que intento transmitir vía redes sociales y a través de mi persona. Me divierto con un deporte que transmite valores y que me permite ayudar a quién sea sin tener que hacer nada extraordinario.
 

¿Qué intentas transmitir con lo que haces?

Mi manera de ser. No intento transmitir ningún estilo de vida ni pautas deportivas, porque no tengo la formación para eso, simplemente soy un chico normal que hace cosas normales. Sí, me falta una pierna, pero voy cada día a trabajar y tengo mujer e hijo como cualquier persona. Trato de romper prejuicios y barreras haciendo cosas que la gente cree que no podré hacer.
 

¿Cuál crees que es la clave para cumplir un sueño?

Hay que quererlo, creer en él y en tus posibilidades de conseguirlo y prepararse lo mejor posible independientemente del tipo de sueño que sea –deportivo, laboral, familiar…–. Puede que te asalten las dudas sobre si podrás conseguirlo o no, pero la preparación y el ir a por ello con todo son dos de las claves para poder cumplir cualquier tipo de sueño. También influyen otros factores como la suerte, pero esos no son controlables, por lo que se escapan de tus objetivos. Debes trabajar mucho en lo que sí que tienes a tu alcance. La suerte hay que buscarla con trabajo, que es la forma de que las cosas vayan saliendo.
 

¿Qué opinas de la iniciativa de GAES por ayudar a deportistas anónimos a conseguir   sus sueños a través de las becas de Persigue tus sueños?
 
Es genial, inigualable. A mí Tony Pérez me animó a que me apuntara a las becas y no lo descarto, a pesar de que hasta ahora no me ha hecho falta. Es una gran iniciativa donde todo el mundo empieza desde 0 y tiene las mismas posibilidades, pero donde gana el que mejor vende lo que realmente quiere el jurado. Hay propuestas que ya se ve que no van a estar premiadas porque no cuadran con el tipo de proyectos que busca GAES. Creo que Persigue tus sueños es una gran idea que más allá de la buena imagen que da a la marca, ofrece muchas cosas a la gente de la calle. Es el ayudar por ayudar, echar una mano desinteresadamente a gente que lo necesita.
 

Te has metido en el mundo de Youtube… ¿por qué motivo y qué buscas allí?

No hay un motivo específico, simplemente creo que mi marca personal, mi imagen y lo que intento transmitir con lo que hago es vendible, gusta, encaja en lo que la gente busca en Youtube y además no me supone ningún gasto. Así que, ¿por qué no? Varias personas que conozco que son expertas en el tema me reiteraron varias veces que debía iniciarme en este mundo virtual. Me costó decidirme por la falta de tiempo y por pensar que sería complicado, pero finalmente accedí por ser un formato que encaja con lo que busco. Por otro lado le puedo sacar más partido en cuanto a marcas que me apoyan o proyectos a los que me invitan, dándoles una visión masiva a través de esta plataforma audiovisual.
 

Imagino que a través de las redes sociales habrá gente que se haya puesto en contacto contigo. ¿Cómo reaccionas a ese aumento de la popularidad?

Por una parte me gusta, porque significa que lo que estoy haciendo funciona o está cumpliendo su objetivo, pero por otro lado me sorprende. Jamás pensé que llegaría a tanta gente. No hago nada raro, lo que yo hago lo hace todo el mundo, aunque viendo lo que le ha costado a gente sin ninguna discapacidad acabar carreras en las que he participado, quizá sí que tiene algo de mérito lograrlo con una sola pierna, y quizá sí que puedo ayudar a gente con lo que hago. Ese fue el motivo por el que me inicié en el mundo de las redes sociales y de Youtube. Si el mensaje que quieres transmitir a la gente le llega, más mensajes positivos de vuelta te van a llegar, así que si recibes muchos mensajes será que estás transmitiendo bien.
 

Por último, ¿qué proyectos tienes en mente?

A nivel deportivo tengo algunas ideas para el año que viene pero todavía nada cerrado, porque desde que nació mi hijo hace seis meses es más complicado planificar las carreras. Las pruebas grandes como la Titan Desert sí que están fijadas con tiempo y de forma inquebrantable, pero otras más pequeñas las voy decidiendo sobre la marcha, porque no puedo planificar a muchos meses vista por temas laborales. Me gustaría correr Maratón de Asfalto, probablemente en Barcelona; debutar en un Ironman el año que viene, no sé si el de Empúries o el de Barcelona; hacer la Transpyr en carretera… Hay muchas ideas en la cabeza que quiero llevar a cabo tarde o temprano.